¿Por qué la limpieza es importante para la reputación de marca?

Invertir en limpieza profesional ayuda a aumentar la fidelidad de los clientes, y a incrementar ingresos y beneficios.

Percibir limpieza tiene un impacto directo y duradero en la reputación de la marca. La experiencia de marca está estrechamente ligada a los sentidos; las fragancias, el brillo de las superficies, la suavidad de los tejidos… y condiciona la experiencia y la valoración de los clientes. La falta de higiene puede hacer que inconscientemente los clientes no se sientan a gusto y no repitan la visita. Por este motivo es importante trabajar siempre con el objetivo de cumplir estándares de limpieza elevados.

Una encuesta reciente de Food Standard Agency destaca que el 65% de los clientes calificaron la limpieza e higiene como factores decisivos de decisión, a la hora de elegir un lugar para comer. Los puntos críticos son los baños y la limpieza de la cocina.

 

Fuente Imagen: Tripadvisor

 

La rapidez y el alcance de Internet ha abierto un nuevo expositor donde la comparativa de servicios y precios se encuentra en un clic. También la expansión de las redes sociales ha aumentado la exposición de posibles errores que pueden dañar la imagen de marca. Una mala higiene puede conllevar no sólo perder clientes sino también, la pérdida de posibles clientes nuevos y oportunidades de negocio.

Buscadores y plataformas de reservas publican las opiniones de sus usuarios de forma permanente creando históricos de opiniones. Así los posibles clientes interesados encuentran fácilmente una valoración del local justo en el momento de toma de decisión. La exposición obliga a mejorar constantemente y ofrecer servicios y productos de calidad. Si se descuidan las mejoras, las valoraciones negativas afectarán directamente a la reputación de la marca y los ingresos.

 

«Una experiencia gastronómica de cinco estrellas no compensa la higiene de dos estrellas.»

 

El cliente juzgará el negocio y marca según su experiencia durante la visita o compra. Una buena higiene aumenta el bienestar de los clientes y empleados, reduce costes de mantenimiento, y además, evita posibles inconvenientes con las administraciones reguladoras.

 

En  Dibosch auditamos las instalaciones para mejorar los sistemas y resultados, para estar al día en normativas y procesos. Además, una de las acciones más positivas a la hora de implantar mejoras es la formación personalizada al personal de mantenimiento y limpieza.